Crece la demanda de libros electrónicos

Según estudios realizados por Amazon, la mayor distribuidora a nivel mundial de libros electrónicos y de papel, la demanda de libros electrónicos ha crecido hasta tal punto que en algunos países como el Reino Unido, las ventas de libros electrónicos ya superaron, durante el pasado año 2012, a las de libros en papel. Según las estadísticas de las que dispone Amazon, en el Reino Unido se venden 114 libros electrónicos por cada 100 libros impresos, por lo que la venta de los primeros sobrepasa en un 14% a la de libros tradicionales.

Pese a que Amazon distribuye tanto libros impresos como libros electrónicos, es obvio que el principal negocio de esta empresa es la venta de libros electrónicos, sector al que dirige la mayor parte de su esfuerzo comercial. Una circunstancia, que unida a la fuerte implantación de la empresa norteamericana en el Reino Unido, hacen que estos impresionantes datos de ventas de libros electrónicos en aquel país no se repitan con la misma contundencia en los países de habla hispana. Sin embargo es un hecho el incremento de la demanda de libros electrónicos tanto en España como en los países hispanohablantes de Centro y Sudamérica.

biblioteca de libros en formato epub - Descargar libros

Un factor determinante en esta evolución tan positiva de la venta de libros en formato electrónico es sin duda su precio. Los ebooks resultan mucho más económicos que los libros impresos, ya que, tras adquirir un lector de libros o ereader, el usuario puede obtener los archivos electrónicos donde se alojan los libros a precios muy económicos. Incluso es posible descargar libros gratis a través de Internet para reproducirlos después en los dispositivos de lectura más populares como el Kindle o el Papyre.

Otra circunstancia que favorece la gran acpetación que los libros electrónicos están teniendo entre los usuarios es la del espacio. Mientras que para almacenar, por ejemplo, 30 libros en formato impreso necesitaríamos una pequeña librería en uno de los espacios de nuestra casa, con un libro electrónico podremos tenerlos todos almacenados en el propio dispositivo, con la ventaja adicional de que podremos desplazarlos todos al mismo tiempo, ocupando un espacio mínimo, para leer cualquiera de ellos en cualquier lugar.

Por último es importante señalar también que los dispositivos de almacenamiento y lectura de libros electrónicos presentan cada vez un diseño y una interface más sencilla y amigable, de forma que cualquier usuario, desde un niño a una persona mayor, puede manejarlos con facilidad. Como muestra de ello os recomendamos ver el siguiente vídeo, en el que una persona mayor relata su experiencia con los libros electrónicos.


Persona mayor prueba un ereader

Related Posts