Rendimiento académico y dietas

El rendimiento académico, esta fuertemente influenciado por la dieta. La calidad de los alimentos ingeridos, influyen tanto física, como mentalmente, y esto se debe a que cada alimento que ingresa a nuestro organismo es procesado por el metabolismo con el fin de tomar sus nutrientes.  Cuando existe un déficit de algún nutriente en particular, el cuerpo se encuentra ante la imposibilidad de realizar ciertos procesos metabólicos, lo que lleva a problemas físicos y mentales.  El cerebro es el órgano encargado de todas las funciones cognitivas, de la memoria y del aprendizaje. Una dieta para diabeticos, o en general unamala nutrición, puede afectar cualquiera de estas funciones, dando como resultado un mal rendimiento académico.

rendimiento academico

¿Cómo mejora la nutrición el rendimiento mental?

Tenemos que considerar que, si bien la nutrición mejora el rendimiento mental, hay otros hábitos que deben acompañarla (como el ejercicio físico, o el sueño reparador).

El complejo vitamínico B

En lo que a la nutrición respecta, para conseguir un buen rendimiento académico, es fundamental el complejo vitamínico B, formado por un conjunto de vitaminas (como la vitamina B1, B2, el ácido fólico, la vitamina B12). Este complejo, es muy importante para las funciones cerebrales y del sistema nervioso central.  El complejo vitamínico B, se encuentra en alimentos como germen de trigo, frutos secos, jalea real y cereales integrales. Para tener una buena alimentación no es necesario saber que es la quimica, aunque como vemos sí debemos de tener unas nociones básicas de química, al menos en cuanto a los componentes de los alimentos.

Otros alimentos que contribuyen a un buen rendimiento mental

Otros alimentos que refuerzan la memoria y la capacidad mental son:

  • La soja y sus derivados, que por sus fosfolípidos, refuerzan la mielina que recubre los nervios.
  • La vitamina E (antioxidante encontrado en la lechuga, espinaca, yema de huevo y trigo integral), que evita la oxidación de las grasas del cerebro, el envejecimiento prematuro y la aterosclerosis.
  • La vitamina C (que se encuentra en cítricos), es antioxidante, antiestrés y protector vascular cerebral.
  • El magnesio (que integra frutos secos, cereales y leche), es antiestrés y protector vascular.
  • Aceites esenciales (omega 3 y 6). El omega 3 está presente en pescados y mariscos, mientras que el omega 6 se encuentra en aceite de soja, maíz y girasol. Estos aceites, mantienen las membranas de las células cerebrales saludables.

Related Posts